Beneficios Del Algodón Orgánico: Por Qué Deberías Usar Esta Tela Sostenible

Aunque la sostenibilidad ha sido durante mucho tiempo una palabra de moda, cada vez más consumidores conscientes intentan activamente tomar la ruta de la conciencia ecológica durante la última década. 

Entre las muchas telas sostenibles, el algodón orgánico ha sido aclamado por su suavidad, resistencia y flexibilidad. La respuesta al por qué radica en los beneficios de la ropa de algodón orgánico. ¿Qué hace que esta fibra reine suprema a pesar de su costo aparentemente alto? 

A continuación encontrarás toda la información que necesitas para comprender por qué el algodón orgánico es la opción más digna de derroche cuando se trata de prendas básicas de moda durante todo el año.

Diferencias entre algodón orgánico y algodón regular

La mayoría de la gente se pregunta cuál es la diferencia entre el algodón orgánico y el algodón regular. Para empezar, ambos son fibras orgánicas. La principal diferencia es que la ropa de algodón orgánico está hecha sin productos químicos tóxicos. El ciclo de vida del algodón normal comienza con semillas modificadas genéticamente, mientras que el algodón orgánico crece de forma natural.

El algodón regular es extremadamente malo para el medio ambiente

Al considerar la diferencia entre el algodón orgánico y el algodón tradicional, tenemos que echar un vistazo a las estadísticas. La producción mundial de algodón requiere más de 250 mil millones de toneladas de agua al año.

Además, cada año se lanzan al aire 43 millones de toneladas de polvo cargado de pesticidas procedente de la cosecha del algodón normal. Ahora pasemos a la peor parte. ¿Sabías que se necesitan 10.000 litros de agua para producir 1 kilo de algodón? Eso equivale a 2.700 litros para hacer una camiseta. Tomemos en consideración que 27 millones de toneladas de algodón se producen a nivel mundial en un año.

¿Qué es aún más aterrador? Un estudio en una región algodonera brasileña descubrió que el agua de lluvia contenía 19 pesticidas diferentes (12 de los cuales se utilizan en la producción de algodón).

A estas alturas, probablemente hayas escuchado todo sobre el desastre ambiental en curso que está sucediendo actualmente en Uzbekistán, pero en caso de que aún no hayas escuchado las noticias, expliquémoslo.

Cada año, la industria algodonera es responsable de una enorme destrucción ambiental, incluido el drenaje del Mar de Aral. ¿Cómo? Te escuchamos preguntar. Casi 20.000 litros de agua se extraen del Mar de Aral por cada kilogramo de algodón cosechado. Lo que entonces se conocía como un cuerpo de agua de 66.000 km2 hace 50 años, se ha reducido al 10% de su volumen anterior.

Impacto del algodón en la salud de los agricultores

El impacto del algodón regular en el medio ambiente está directamente relacionado con la variedad de problemas de salud que padecen los agricultores de algodón y quienes viven en las regiones. Como Pesticide Action Network UK mencionó, «Casi 1,000 personas mueren cada día por intoxicación aguda por plaguicidas, y muchas más sufren de mala salud crónica».

Desafortunadamente, eso ni siquiera rasca la superficie. La Environmental Justice Foundation (EJF) llevó a cabo una investigación de los campos de algodón de Uzbekistán en 2005. Descubrieron una explotación incesante, múltiples casos de abusos de derechos, incluido el trabajo forzoso de decenas de miles de niños, así como la supresión de los medios de comunicación libres.

¿Qué podemos hacer para cambiar eso? Optar por el algodón orgánico es un gran comienzo. A diferencia del algodón normal, viene con una variedad de beneficios ecológicos que no comprometen la calidad, la suavidad ni la durabilidad.

¿Dónde se cultiva el algodón orgánico?

Según el Informe de Fibras y Cultivos de Algodón Orgánico publicado por el Organic Exchange, 22 países cultivan algodón orgánico, y la fibra representa aproximadamente el 0,6% de todo el algodón en el mundo.

Podemos encontrar cultivos en Siria, Turquía, China, Tanzania, Estados Unidos, Uganda, Perú, Egipto, Burkina Faso, solo por nombrar algunos de los principales agricultores orgánicos líderes en todo el mundo.

En cuanto a los EE. UU. la Organic Trade Association informó que el algodón orgánico cultivado en EE. UU. constituye el 2,1% del algodón orgánico mundial.  

El algodón requiere un clima cálido con suficiente sol y humedad moderada. Una vez que las semillas se convierten en plantas adultas, comienzan a florecer y comienzan a formarse cápsulas de algodón. El proceso de recolección comienza aproximadamente 180 días después de la siembra y luego puede desplumarse a mano y almacenarse en sacos o utilizando contenedores de circulación de aire.

¿La mejor parte? Dado que la producción de algodón orgánico no contiene productos químicos, repone y mantiene la fertilidad del suelo para mantener el círculo de la vida.

Beneficios ambientales y humanitarios del algodón orgánico 

¿Recuerdas que la producción mundial de algodón requiere más de 250 mil millones de toneladas de agua al año? Uno de los beneficios ecológicos más notables del algodón orgánico es que el proceso de cultivo utiliza aproximadamente un 71% menos de agua que el algodón regular y depende del agua de lluvia para aproximadamente el 80% de sus necesidades.

Las diferencias significativas en el proceso de cultivo dan como resultado un menor consumo de energía.

La producción de algodón orgánico ahorra energía ya que no requiere todos los fertilizantes adicionales que el algodón regular requiere para crecer.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: 8 Marcas De Ropa Mexicana Sostenible Dedicadas a Conservar El Patrimonio Local

Además, también reduce el uso del tractor. ¿Cuál es el resultado? El algodón orgánico utiliza un 62% menos de energía que el algodón normal, y si consideramos el agua mencionada anteriormente, el uso de recursos es mínimo.

Sin embargo, los rendimientos del algodón orgánico tienden a ser mucho menores. Aún así, debido a que los costos de cultivo y producción son mucho más bajos que los del algodón regular, los márgenes de ganancia promedio son más altos (entre el 4% y el 30%, según una prueba de campo reciente en India).

Beneficios de la ropa de algodón orgánico

Podría decirse que los beneficios del algodón orgánico son muchos; todo comienza con la agricultura. La idea básica detrás del cultivo de algodón orgánico es que las plantas se cultivan naturalmente sin usar fertilizantes, pesticidas y otros químicos tóxicos.

A diferencia del algodón normal, las plantas no se rocían ni se tratan con ningún producto químico. La ropa de algodón orgánico está hecha con métodos éticos de agricultura orgánica que dan como resultado una vida más sostenible.

Estos son algunos de los beneficios clave de usar ropa de algodón orgánico.

La ropa de algodón orgánico elimina alergias y erupciones.

Con las telas sintéticas surge el importante problema de las alergias y las irritaciones de la piel. No es necesario tener una piel sensible para comprender que algunas fibras pueden causar desde pequeños inconvenientes hasta síntomas de alergia.

Otro de los muchos beneficios de llevar ropa de algodón orgánico es que elimina las retenciones químicas; por lo tanto, aquellos que padecen alergias o tienen alguna sensibilidad específica a ciertos tejidos no se verán afectados.

El algodón orgánico es la fibra más segura para los bebés.

No es casualidad que la ropa de algodón orgánico sea uno de los materiales de ropa más recomendados para bebés. Después de todo, nadie tiene una piel más delicada y propensa a las erupciones que ellos.

Si bien todos estamos familiarizados con los beneficios de optar por alimentos orgánicos, el mismo pensamiento no siempre se aplica a la ropa de algodón orgánico.

El benzotiazol y muchos de sus derivados se utilizan a menudo en ropa de algodón normal que se somete a rociados con tintes de cianina, herbicidas, insecticidas, biocidas y fungicidas. Es un alérgeno cutáneo conocido. Y esta es probablemente la razón principal por la que los padres deberían aprovechar los beneficios de la ropa de algodón orgánico.

¿El algodón orgánico es más suave que el algodón normal?

Si, el algodón orgánico es más suave que el algodón normal, y la razón es bastante sencilla. Para entender cómo funcionan las fibras de algodón, debemos observar cómo se recogieron. 

Mientras que el algodón normal se recolecta a máquina la mayoría de las veces, el algodón orgánico se recolecta completamente a mano. ¿Qué significa eso exactamente? Al optar por esta fibra ecológica, podemos estar seguros de que la pureza de cada fibra está a la altura, ya que el proceso de recolección manual asegura que ninguna fibra se dañe en la cosecha.

El algodón regular, por otro lado, tiene una demanda muy alta. Por lo general, la fibra se recoge a máquina para satisfacer las necesidades de cada empresa. Recoger las plantas a máquina interfiere con la pureza de las fibras y también las daña durante el proceso de recogida. 

Entonces, sí, el algodón orgánico es mucho más suave que la ropa de algodón normal debido a las fibras más largas, lo que asegura las promesas de suavidad y durabilidad del algodón orgánico.

¿El algodón orgánico es más caro? 

Por supuesto, el algodón orgánico es caro, al menos un poco más caro que el algodón normal. La respuesta al por qué es, nuevamente, relativamente simple. A pesar de que los costos de cultivo y producción son mucho más bajos, los consumidores pueden encontrar un precio más alto.

El precio del algodón orgánico es más alto debido a la mano de obra intensiva. Dado que no se utilizan herbicidas ni pesticidas, los agricultores trabajan a mano cada cultivo de algodón para deshacerse del crecimiento de malezas durante el proceso de crecimiento.

Es un hecho bien conocido que las plantas cultivadas orgánicamente suelen producir menos rendimiento, lo que afecta drásticamente la oferta y la demanda, ya que hay mucho menos algodón orgánico disponible que el algodón normal.

A diferencia del algodón normal, también hay una falta de suministro de algodón orgánico en el mercado, lo que eleva el precio.

Además de todo, siempre están los costos de certificación de la ropa de algodón orgánico. Las pruebas de cumplimiento y certificación son costosas, especialmente si considera que esas certificaciones deben renovarse cada año. El algodón orgánico certificado por GOTS, por ejemplo, suele ser entre un 20 y un 30% más caro que el algodón normal.

Por último, a pesar de que esta fibra natural se destaca por su calidad y naturaleza ética, como todo, el algodón orgánico tiene algunas desventajas.

Desventajas de la ropa de algodón orgánico

El cultivo de algodón orgánico requiere más tierra. La no utilización de productos químicos en el cultivo de algodón orgánico a menudo requiere más semillas, ya que son propensas a los ataques de plagas y hay forma de defender la tierra sin toxinas.

El cultivo de algodón orgánico en los países mencionados anteriormente requeriría un 25% más de tierra. Francamente, a veces simplemente no hay suficiente espacio para ello.

Una de las principales desventajas de la ropa de algodón orgánico es también el trabajo manual intensivo que se requiere. Sin embargo, a pesar del arduo trabajo que implica el cultivo, este ha mejorado enormemente los medios de vida de los pequeños agricultores.

Otra desventaja de la ropa de algodón orgánico es posiblemente la diferencia de precio que mencionamos anteriormente. Si bien tener prendas básicas y duraderas es la forma más fácil de crear un guardarropa atemporal para todo el año, algunos consumidores no tienen los medios para invertir regularmente en ropa de algodón orgánico.

Por último, debido a los tintes no tóxicos, la ropa de algodón orgánico no proporciona los múltiples tonos de colores que se pueden encontrar en el algodón normal. No hay muchas opciones de tono para elegir.

Reflexiones finales

Es cierto que ninguna fibra es 100% sostenible. No obstante, la ropa de algodón orgánico es una mejor solución ecológica que el algodón normal y las telas sintéticas. Las ventajas del algodón orgánico incluyen entornos de producción éticos y libres de químicos y un consumo de energía significativamente menor.

A diferencia del algodón tradicional, las fibras orgánicas son seguras para la piel. Aunque el precio es más alto, el algodón orgánico es posiblemente la mejor opción si se consideran los enormes costos ambientales y humanitarios del cultivo y la manufactura regular de algodón.