Moda Lenta: 5 Acciones Que Puedes Tomar Hoy Para Unirte al Movimiento

En este artículo, te comparto una lista de las cosas más importantes que puedes aplicar para unirte al estilo de vida de moda lenta o slow fashion.

He pasado gran cantidad de tiempo investigando estos temas y construyendo un guardarropa hecho de piezas que me encantan, y tú puedes empezar a hacerlo también. Todo lo que se necesita es la voluntad de desafiar la forma en la que compramos actualmente.

Haz compras más conscientes

La moda lenta va en contra del consumo excesivo
La moda lenta va en contra del consumo excesivo.

Todo comienza con tomar decisiones meditadas al comprar, lo que la mayoría de las veces significa que terminarás comprando menos cosas. Al consumir conscientemente, automáticamente vamos en contra del concepto de moda rápida (fast fashion), la cual defiende la producción excesiva y el consumo sin sentido.

Incluso si aún compras algunas de las marcas de moda rápida, al tomar decisiones conscientes ya estás un paso más adelante.

Ser más consciente significa que debes seleccionar cuidadosamente cada pieza de tu clóset y que deben gustarte genuinamente; tu ropa debe reflejar tu personalidad y valores. Ser consciente de tus compras es un ejercicio de honestidad contigo misma y de vivir con intención.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: La moda rápida: Qué es y cuál es su impacto en el planeta

La clave aquí es preguntarte, antes de realizar cualquier compra, si te gustará y cuidarás esa pieza durante mucho tiempo o incluso toda la vida. Si la respuesta es sí, ¡adelante! Estás haciendo un consumo consciente.

Pero todo esto es más fácil decirlo que de hacerlo. Construir un armario que te encante lleva tiempo y puede ser abrumador al principio, ya que estás redefiniendo la forma en que consumes.

Es posible que descubras que estás apegada a ciertas marcas a las que eres leal, incluso si sus valores ya no resuenan con los tuyos. Hay una curva de aprendizaje y un período de adaptación en este proceso, ¡pero vale la pena!. Trata de ser compasiva y paciente contigo misma.

Tener claridad en tu estilo es esencial para crear un guardarropa que te encante, ya que influirá en tus decisiones de compra.

Para encontrar tu estilo, piensa en lo que quieres que tu apariencia diga sobre ti. Piensa en las telas, los colores, los patrones y los accesorios que mejor lo reflejen. Este paso se trata de encontrar quién eres, qué te gusta y qué ropa tiene sentido en tu vida.

Busca materiales sustentables de alta calidad

Telas sostenibles
Las telas de las que tu ropa está hecha son tan importantes como su diseño.

La industria de la moda produce más de 100 mil millones de prendas al año, hechas con materiales de origen muy poco claro.

Cuanto menos sepamos sobre la ropa que compramos, menos conectaremos emocionalmente con ella y, finalmente, seremos más propensos a deshacernos de ella más rápido.

Es hora de familiarizarnos con las etiquetas de las prendas de nuestro guardarropa. Investigar la calidad de los tejidos utilizados para producir nuestra ropa y cuán sustentables son es esencial para comprender mejor el efecto que estos materiales tienen sobre medio ambiente.

Las propiedades físicas de las fibras son los ingredientes visibles, pero también hay ingredientes ocultos, como por ejemplo, los productos químicos que se utilizan para hacer esa tela, los tratamientos a los que se sometió y los tintes utilizados para colorearla.

Consulta mi artículo sobre telas sustentables a base de plantas si quieres tener una guía sobre qué materiales seleccionar.

Algunas telas tendrán una vida útil más larga que otras. La opción más óptima será aquella que te permitirá desperdiciar menos, comprar menos y usar tus artículos por más tiempo. ¡Duplicar la vida útil de nuestra ropa, de 1 a 2 años, reduce su huella de carbono en aproximadamente un 24 por ciento!

Una pieza clave en el clóset de todos son los jeans; por lo tanto, es un buen lugar para comenzar a tomar decisiones más conscientes. Puedes leer mi artículo sobre la sustentabilidad de los jeans para familiarizarte con las tecnologías de la mezclilla.

Compra de segunda mano o vintage

Comprar de segunda mano o vintage
Las tiendas de segunda mano con una excelente opción para fomentar la moda lenta.

Comprar de segunda mano es una de las mejores opciones para ir en contra del fast fashion. Puede ayudarte a ahorrar dinero y, al mismo tiempo, a recuperar y reciclar la ropa que, de otro modo, podría terminar en vertederos.

También es una muy buena manera de encontrar artículos únicos que no todos los demás usan.

Si te gusta comprar en línea, puedes probar algunas de estas apps para conseguir ropa vintage y de segunda mano.

Otra buena idea para prevenir que la ropa termine en vertederos tanto como sea posible es seleccionar materiales reciclados. Lee nuestra guía sobre telas recicladas si quieres aprender más sobre ello.

Repara en lugar de reemplazar

reparar ropa
Al reparar tu ropa puedes adquirir una nueva habilidad.

A pesar de nuestros mejores esfuerzos para cuidar nuestra ropa, el desgaste ocurrirá, incluso en los materiales de la más alta calidad, ¡pero eso no está del todo mal! Puedes verlo como el camino individual de tu ropa, los recuerdos de momentos y las cicatrices de lo cotidiano. Antes de considerar reemplazar una prenda de vestir, podemos considerar su reparación.

Reparar nuestra ropa promueve patrones de consumo más lentos y conscientes, fomentando una cultura de apreciación.

Remendar tu ropa por ti misma puede tener ventajas, como ser más barato que comprar algo nuevo e inspirarte a aprender una nueva habilidad muy valiosa. Además, puedes personalizar tus prendas en lugar de usar los mismos estilos que todos los demás. Reparar es una excelente manera de mostrar tu creatividad e individualidad al mundo.

Por último, debemos reflexionar sobre el hecho de que remendar y reutilizar nuestra ropa no significa que uno no pueda permitirse comprar ropa nueva; por el contrario, significa que uno no puede darse el lujo de tirar algo. 

Como dice Orsola de Castro en su libro Loved Clothes Last, «Lo que ha tenido sentido económico para las generaciones anteriores, tendrá sentido medioambiental para las generaciones venideras».

Investiga las marcas

diseño de ropa
El proceso de diseño es muy importante en términos de sustentabilidad.

Finalmente, a medida que comiences a familiarizarte con marcas de moda consciente, tómate el tiempo para investigarlos y asegurarte de que estás invirtiendo en una marca genuinamente solidaria.

Puedes consultar su sitio web para obtener información específica sobre su proceso de diseño, materiales, etc.

Si la marca está dispuesta a revelar y ser transparente sobre cómo y dónde se fabrican sus prendas, probablemente sus productos valen la pena.

Desafortunadamente, a diferencia de otras industrias reguladas como la farmacéutica y la alimentaria, la moda no está regulada, lo que significa que la transparencia y la divulgación pública de la trazabilidad de los productos no son obligatorias. 

Por eso es tan importante que nosotros como consumidores pidamos que la información sea pública, y que de eso dependa si compramos dicha marca o no. Recuerda que bajo la ley de oferta y demanda, el consumidor tiene poder sobre esta última.

Conclusiones

Como puedes ver, la moda lenta tiene todo que ver con ser más consciente y vivir con intención. Se trata de calidad sobre cantidad. Esta simple idea puede traer tanto bien al planeta como a tu propia vida. 

Siguiendo esta filosofía, puedes permitirte aprender nuevas y emocionantes habilidades, desarrollar tu estilo y, sobre todo, vivir más de acuerdo con tus valores.