Píxeles En Lugar De Textiles: ¿Qué Es La Moda Digital?

Con el avance acelerado de la tecnología y las diversas plataformas digitales, es posible que hayas escuchado sobre una tendencia que se ha extendido por los medios: la moda digital. Sin embargo, es posible que todavía te preguntes, ¿Qué sentido tiene la moda digital?

La industria de la moda es uno de los mayores contaminadores a nivel mundial, contribuyendo al cambio climático y otros problemas ambientales.

¿Las buenas noticias? Existe una alternativa que puede ayudarnos a vernos bien mientras protegemos el planeta, y esa es la moda digital. Utiliza tecnología 3D para crear diseños únicos que solo existen en píxeles en una pantalla.

Los diseñadores de moda digital utilizan su creatividad para modelar estilos innovadores, lo que permite a los consumidores usar algo diferente todos los días sin dañar el medio ambiente con un exceso de ropa.

Si todavía te preguntas por qué es importante, estás en el lugar correcto. En este artículo, responderemos a esa y otras preguntas relacionadas con la moda digital.

¿Qué es la moda digital?

La moda digital se refiere a prendas y accesorios que solo existen digitalmente en lugar de físicamente. Por tanto, una prenda digital es una pieza que solo podemos lucir en plataformas virtuales como las redes sociales o los videojuegos. En este sentido, la moda digital es una forma en la que las personas se expresan a través de la ropa, sin realmente “llevarla puesta”.

DressX es una de las primeras tiendas en línea donde se puede comprar ropa digital.

La moda digital también puede incluirse como parte del proceso de diseño de moda física. Los diseñadores crean las prendas virtualmente en 3D antes de fabricarlas físicamente, lo que tiene varias ventajas que veremos más adelante en este artículo.

¿Por qué es importante la moda digital?

La moda digital reduce el consumo de ropa de un solo uso.

Vivimos en un mundo virtual más que nunca, y tener una personalidad digital se ha convertido en la norma para muchos de nosotros. Desde gente común hasta creadores de contenido e influencers, una parte de nosotros mismos se expresa a través de píxeles.

Pero vivimos en un mundo físico y, por lo tanto, todavía necesitamos usar ropa física. Sin embargo, la necesidad de ropa física plantea un desafío importante: a veces nos encontramos comprando solo para satisfacer el mundo digital, que exige novedad. Por lo tanto, inevitablemente nos vemos usando nuestra ropa muy pocas veces, si no es que solo una vez, y terminamos dañando nuestro medio ambiente en el proceso.

En un mundo virtual, no hay necesidad de prendas físicas.

Veamos el caso de los influencers, que necesitan mantenerse al día con las tendencias. La moda digital cobrará importancia porque ya no necesitarán prendas físicas, o al menos no todas ellas tienen que existir fisicamente. En otras palabras, si las imágenes y los videos son digitales, ¿por qué necesitamos la moda física?

ARTÍCULO RELACIONADO: Por Qué Comprar Ropa Que No Existe: ¿Vale La Pena La Moda Digital?

Pero, ¿qué tan avanzada es esta tecnología, tal vez te preguntes? Para responder a esa pregunta, hay que echar un vistazo a DressX, una casa de diseño de moda digital que te vestirá digitalmente con su fantástica ropa, utilizando una imagen tuya, ¡y lista para Instagram en un par de días!

Esta es la foto que le envié a DressX después de elegir el vestido que quería «llevar puesto».
Unas horas después me enviaron mi vestido virtual.

La moda digital nos permite probar antes de consumir.

Gracias a la moda digital, nos probaremos virtualmente la ropa antes de comprarla físicamente. La prueba virtual es especialmente importante para las compras sostenibles en el mundo actual. La mayoría de nuestros residuos textiles terminan en vertederos debido a que, en última instancia, no nos ha gustado ni quedado bien la ropa, entonces la devolvemos.

Aunque las tecnologías de prueba virtual todavía están en su infancia, la moda digital es el trampolín para que tales plataformas sean posibles porque las prendas deben digitalizarse de cualquier manera.

La moda digital mejora el proceso de diseño físico.

¿Qué pueden hacer los diseñadores con la moda digital que no podían hacer antes? La respuesta es bastante simple: tienen más control sobre sus diseños. En otras palabras, pueden aprovechar al máximo todas las posibilidades que ofrece el diseño digital en lugar de limitarse a materiales físicos o textiles. La moda digital también permite tipos de tejidos completamente nuevos.

Al mismo tiempo, el proceso de diseño y muestreo se simplifica con tiempos de respuesta más rápidos y reduce el uso de recursos y desperdicios textiles. Las muestras digitales que reemplazan las prendas físicas durante las fases de diseño y desarrollo reducen la huella de carbono de la marca hasta en un 30%, dice The Fabricant, una de las casas de moda exclusivamente digital más destacadas, en su blog.

The Fabricant es una casa de moda digital que constantemente colabora con marcas para crear colecciones puramente digitales.

La moda digital es sostenible.

No es ninguna novedad para nadie que la moda sea una de las industrias más contaminantes a nivel mundial y que nuestra necesidad de ropa nueva está causando daños irreversibles al planeta. Pero, con la moda digital, técnicamente podrías usar ropa única y elegante todos los días en tu feed de Instagram, llamada de Zoom o cualquier plataforma digital sin las emisiones de CO2 y la contaminación que ello implica.

Ahora, aunque nuestro sentido común podría decirnos que la ropa digital tiene menos impacto en el medio ambiente que su contraparte física, es posible que todavía nos preguntemos, ¿qué tan sostenible es la moda digital?

Para responder a esta pregunta, nos referimos a un estudio de The Fabricant y el Imperial College London que ilustra el efecto ambiental de la moda física frente a la moda digital. El estudio nos proporciona pruebas científicas de que la moda digital tiene menos impacto en el ambiente.

Durante el estudio, encontraron lo siguiente:

  • La producción de una sola camiseta, desde el diseño hasta la eliminación, genera 7.8 kg de CO2. Una camiseta solo digital genera 0,26 kg: ¡una reducción de más del 97 por ciento en el impacto del carbono!
  • El lavado de la camiseta durante su ciclo de vida asciende a 683 litros de consumo de agua; mientras que un producto digital no necesita agua.
  • La contaminación ambiental causada por productos químicos en la fase de diseño físico y producción asciende a 12.300 kg. La contraparte digital genera solo 0,692 kg.

Estos números muestran que la ropa virtual es el camino a seguir.

Reflexiones finales

La moda digital es todavía muy joven e implica intervención humana especializada. Sin embargo, soñamos con un mundo donde la moda exclusivamente digital se convierta en la nueva moda rápida a medida que el diseño 3D y las tecnologías avanzan. Por ahora, me gustaría quedarnos con el mensaje de DressX “No compres menos. Compra digital».

¿Qué opinas? ¿Es emocionante esta nueva tecnología? ¡Háznoslo saber en los comentarios!